Redacción Toro Arte Michoacán.

emiliano-villafuerte

Singuen dando la nota los “Niños Toreros” michoacanos, en esta ocasión se realizo un Festival Taurino en homenaje a la Rejoneadora Karla Sánchez y a la Matadora Hilda Tenorio, esto en la plaza de toros Conchita Cintrón del centro caballar “Los Azulejos” en Atizapán de Zaragoza, Estado de México, propiedad del rejoneador en retiro Francisco Barona quien estuvo presente.

Los becerristas michoacanos dieron el campanazo al ser los únicos en dar una vuelta al ruedo otorgadas por el Señor Juez en sus respectivas faenas, lo que equivaldría a una oreja dado a que este festejo fue a la usanza portuguesa, es decir no se les dio muerte a los erales.

Abrieron el festejo toreando a caballo por colleras la Rejoneadora homenajeada Karla Sánchez y el Rejoneador Salvador Rojas con un novillo de San Judas Tadeo que fue un tanto remiso a las cabalgaduras. Rojas no pudo colocar un rejón de castigo, quedando muy entero el novillo lo que dificultó la labor de las Forcadas de Hidalgo, quienes a pesar del valor que demostraron les fue imposible concretar la pega; la rejoneadora Karla Sánchez cuajo tres excelentes pares de banderillas en todo lo alto y exponiendo lo que le valió la vuelta al ruedo.

El segundo en turno de lidia fue becerrista el queretano José Ma. Mendoza, al que le tocó en turno un eral de García Méndez berrendo, bueno, con calidad, pero acusando mucha debilidad con el que no pudo ligar tandas, solamente pases aislados, hacia el final de la faena el animal terminó rebrincado y dando solo medias embestidas, y a pesar de las ganas de agradar del aspirante a novillero, todo terminó en una salida al tercio.

Después vinieron las actuaciones de los tres michoacanos, vimos en tercer lugar al agitanado Carlos Mauricio Medina un niño con mucho ángel, que ejerce el torero de “Pellizco” y que conecta casi de manera inmediata con el tendido, comenzó por Verónicas rematadas con un par de Medias-Verónicas muy jaleadas por el público, brindó su faena de muleta al rejoneador Ramón Serrano, le cuajó muy buenas tandas por ambas manos adornadas con pases de la vitamina o vitolina y molinetes rematados con pases de costado, todo con mucho “pellizco”. Simuló correctamente un volapié y por su buena labor el Juez le otorgó una merecida vuelta al ruedo.

El cuarto en turno fue Alberto Rangel a quien le tocó el animal más bravo del encierro, uno de esos que de tan bravos son difíciles de torear si no se tiene los recursos técnicos para aprovecharlo, inició con una tanda de Verónicas muy toreras, con el plus de la emotividad que el eral tenía, después intentó un quite por Chicuelinas del cual fue desarmado debido a que el burel le comía el terreno. Brindó su labor a la rejoneadora Karla Sánchez; ya con la muleta sometió al eral dándole tandas poderosas por ambas manos, demostrando sus alcances técnicos ante un animal que literalmente se quería comer la muleta, le forjo la Arrucina y terminó su labor por Bernardinas. De nueva cuenta el público respondió con ovación y el juez correctamente le otorgó una vuelta al ruedo.

Después vimos a Emiliano Villafuerte “El Moso”, un niño que tiene algo que no se aprende en ninguna escuela taurina… Intuición, descifra con una facilidad innata las condiciones de los animales que lidia, y aunque es normal el que aun no tenga todos los recursos técnicos obviamente por su insipiente carrera, resuelve con gran naturalidad la ecuación que el burel le imponga; EL Moso tuvo una actuación muy redonda, estructurada, iniciando su faena por Verónicas y aunque no se le vio muy cómodo con el animal en un quite no perdió el hilo y después de brindarle a las homenajeadas construyó una faena sustentada por derechazos y naturales perfectamente bien rematados intercalando varios adornos entre tanda y tanda, incluyendo torerísimos desdenes o pase del desprecio. Al final de la faena siendo ya dueño de la situación hizo el toreo en redondo con un par de dosantinas y un cambiado de mano por delante de 360°. Otra vez atinadamente el Juez le indicó que diera vuelta al ruedo.

Cabe mencionar que estos tres becerristas michoacanos no solo muestran clarísimos avances técnicos en cada ocasión que se presentan, sino que también cada uno de ellos ya enseña un estilo muy definido, el toreo agitanado de Carlos Mauricio, el toreo serio y ortodoxo de Alberto Rangel y el toreo clásico y poderoso de Emiliano Villafuerte; esto solo se logra con la seguridad que le da al torero la técnica aprendida y entonces viene el gustarse, el disfrutar de lo que se hace cuando se torea.

El sexto lugar le tocó a la aspirante guanajuatense Sara Edith Enriquez, a quien le tocó el eral más gordo de la tarde, esta es una aspirante que deja ver destellos de calidad pero que le hace falta torear, mas fogueo. No se acomodó con el capote, pero aprovechando el viaje del burel le pegó una torera Media Verónica que le fue muy coreada. Con la muleta no le agarró el ritmo al eral que humillaba, era muy suabote y que tenía un ritmo muy lento de esos que hay que aguantar, solo pudo robarle pases aislados, eso sí con mucha calidad y hondura. Dejo buen sabor de boca y la espinita de verla más delante para ver sus avances. Palmas del respetable.

El séptimo lugar y que cerró plaza fue el acapulqueño Julián Castro, a quien se le vio muy verde, lo cual no es censurable, ya que estamos hablando de torerillos de insipiente rodaje en esta la más difícil de todas las profesiones, la del ser Torero. Aun así se le vieron ganas y valor, sin demeritar que logró pases de gran valía, templados y con buen gusto. Ya lo veremos en otro momento, que no tengo duda, nos demostrará sus avances técnicos y con esto más solvencia en su quehacer taurino. Por sus ganas y empeño en agradar se ganó las palmas de los asistentes.

Al final del festival se dio lugar a un espectáculo ecuestre a la alta escuela, de lujo, que bailaron al ritmo de música flamenca y acompañados por una extraordinaria bailaora

FICHA

Sabado 8 de diciembre de 2012.- Plaza de toros Conchita Cintrón del centro caballar “Los Azulejos” en Atizapán de Zaragoza, Estado de México. Buena entrada. En festejo incruento a la usanza portuguesa se lidiaron 7erales, 2 de San Judas Tadeo (1º. Y 7º.), de lidia regular y 5 de García Méndez buenos en general destacando la bravura del 4º. Alternaron: Por Colleras los rejoneadores Karla Sánchez y Salvador Rojas: Vuelta. Forcadas de Hidalgo: en 2 intentos no pudieron realizar su pega. Palmas. José Ma. Mendoza: Al tercio. Carlos Mauricio: Vuelta al Ruedo. Alberto Rangel: Vuelta al Ruedo. Emiliano Villafuerte: Vuelta al Ruedo. Sara Edith Enriquez: Palmas. Julián Castro: Palmas. Incidencias: Se Homenajeó con un reconocimiento a Karla Sánchez, por ser la única rejoneadora Mexicana con alternativa y a Hilda Tenorio por ser la primer mujer que toma la alternativa en la plaza de Toros México.

Cortesia Ciudad Taurina.
http://www.youtube.com/watch?v=H6xk3nIXbVY