NOVILLERO

Luz Loaiza

En estos días se celebró el Día del Novillero, las felicitaciones y los buenos deseos no se hicieron esperar y es que, al menos en lo particular, creo que todos ellos y ellas son la esperanza de que la Tauromaquia siga existiendo.
El Diccionario Taurino nos define la palabra Novillero como el “Torero que actúa como matador de novillos en una etapa de prueba o de aprendizaje superior y práctico, para hacerse acreedor a recibir la borla profesional (Alternativa de Matador de Toros). Los Novilleros se pueden dividir en dos Categorías, Sin Caballos y Con Caballos y esto se refiere a que los novillos sean o no picados; lidian animales de entre 3 y 4 años de edad y con un número considerable de Novilladas, siendo triunfadores, se puede decir que están listos para el Doctorado y convertirse entonces en Matadores de Toros.
Esperemos entonces que sigan surgiendo Novilleros y Novilleras con miras a convertirse en Figuras del Toreo, que se preparen y amen el Arte del Toreo, que demuestren su afición y tomen en serio, como la definición nos dice, “el aprendizaje”, el cual deberá ser tanto físico como mental y tomado con completa seriedad su incipiente Carrera Profesional, concentrándose en un solo objetivo, llegar a triunfar y destacar como Matador de Toros, de esos que sobresalen y que por su valor, conocimiento y aptitudes, no se quedan en el llamado “montón”.