Fuente: suertematador.com  Fotos: Emilio Méndez.

Para todos aquellos que dudaban del estatus taurino que desde hace un par de años goza en estado de gracia el diestro aquicalidense Joselito Adame, déjenme decirles que sigan inmersos en su absurda incredulidad pues luego de lo demostrado este domingo 25 de octubre en la inauguración de la Temporada Grande Internacional 2015-2016 en la Monumental Plaza México, en otra tarde consagratoria, ha sido más que evidente y elocuente. Fue simple y sencillamente la ratificación, como figura del toreo nacional, de un concentrado y serio Joselito, quien al cortar tres orejas a ejemplares de Julián Hamdan y Xajay, en dos trasteos diferentes, le puso nombre ya al serial mayor, por ello ¡Viva su Majestad! Joselito Adame.

Su alternante, el ibérico José María Manzanares, ha tenido una más que estupenda y torero actuación que le valió el corte de un apéndice. Y el defeño “Zotoluco” hubo de “remar contra corriente”.

Así pues, ante una magnífica entrada en tarde fresca, se lidiaron tres astados de Julián Hamdan, de los cuales el tercero mereció arrastre lento y débiles y complicados resultaron los corridos en primero y tercer lugares. Y tres ejemplares más de Xajay, siendo bueno el sexto con un exagerado arrastre lento y los otros, cuarto y quinto, fueron de regular juego.

En el toro que abrió plaza y la temporada, de nombre “Igual que Yo”, de la dehesa de Julián Hamdan, el diestro defeño EULALIO LÓPEZ “ZOTOLUCO” lanceó con atingencia debido a la débil embestida del burel. Con la muleta, a pesar de su evidente deseo agradar, le dio pocas posibilidades pero a base de insistir logró algunos pasajes meritorios pero lo cierto es que no había “tela de donde cortar”. Mató de estocada ligeramente trasera y desprendida para ser silenciada su labor.

A su segundo, de la dehesa de Xajay, lo lanceó con suavidad a la verónica para rematar con torera y estética media. Su labor de muleta empezó haciendo albergar que pudiera haber una faena importante pero vinieron dos desarmes que descompusieron todo. El toro vino a menos, se desacompasó y a “Zotoluco” ya le costó más trabajo reponer el terreno que había ganado al principio pero al final su férrea voluntad fue lo que le valió de mucho pues a base de pisarle los terrenos al astado le logró un par de importantes series derechistas y a base de esa misma raza torera también por naturales alcanzó una tanda relevante. Otra más por el lado diestro de mucho mérito. Concluyó de estocada delantera y caída para escuchar algunas palmas.

El espada alicantino JOSÉ MARÍA MANZANARES en el primer astado de su lote, “Imborrables Momentos”, de la divisa de Julián Hamdan, jugó bien los brazos en templadas verónicas. Su quehacer muleteril, a un ejemplar también de poco fuelle y con muchos problemas, a base de atemperar y de aguantar las descompuestas embestidas, le logró dar sobre todo derechazos de mucho poder. Y así, por medio de su mandona sarga, fue como poco a poco eslabonó una faena de evidente entrega, misma que rubricó de certera estocada para obtener merecidamente una oreja.

En su segundo, de Xajay, lanceó bien a la verónica. Con la franela, a un astado que no fue fácil, poco a poco lo fue sobando Manzanares para lograr un trasteo con  detalles muy finos y de gran arte por los dos perfiles. Sin duda, una faena de mucho tesón. Acabó al segundo viaje de horrible metisaca para ser despedido entre pitos tras un aviso.

Al primer burel que le tocó en suerte, “Gravado en el Alma” (así anunciado con el evidente error ortográfico), igualmente de la finca de Julián Hamdan, el matador aquicalidense JOSELITO ADAME veroniqueó de manera estupenda, con estética y prestancia para rematar la serie con una ceñida chicuelina y un capotazo soltando vistosamente una punta del mismo, además de quitar toreramente por chicuelinas. Con la sarga, luego de iniciar en la zona de tablas con estatuarios ayudados por alto, se dio a hacer el toreo con serenidad, reposo y gran exposición por ambos lados. Tandas de derechazos y naturales de un relajamiento sublime, plenos de temple y ritmo ante el agrado del público que le gritaba emocionado ¡torero! Cabe señalar la gran calidad del astado que se llevó grabado en su juego la sensible e inspirada tauromaquia de Joselito, la que adornó con artísticos pases de trinchera, ayudados por bajo, el desdén y hasta el quiquiriquí, todo amalgamado en una brillante obra taurina. Terminó de pinchazo y estocada honda y tendida para que le fuera otorgado un apéndice y a los restos del estupendo astado se les dio arrastre lento.

Y al ejemplar que cerró el festejo, también de la hacienda de Xajay, de nombre “Javito”, lo recibió con una larga cambiada de rodillas en tablas y de pie lo bregó para después dejarse ver en lances estéticos y artísticos a pies juntos, rematando con bella media verónica, además de quitar vistosa y lucidamente por zapopinas. Con la tela escarlata empezó dando ocho muletazos por alto, cuatro sentado en el estribo y otro tanto rodillas en tierra para rematar con torero cambio de mano por delante para ya de pie escuchar gritos de ¡torero! La faena fue más cerebral pero con el mismo relajamiento y mucha imaginación, la que le permitió a Joselito dar derechazos y naturales de estupenda factura, sobre todo por el pitón izquierdo e intercalando el afarolado y el molinete invertido. Luego vino el toreo en redondo, templado y cadencioso para ligar el molinete y el de pecho rodilla en tierra. Siguió con personales girondinas y una serie de ajustadas manoletinas para tirarse a matar con verdad y en la suerte de recibir dejó certera estocada, algo desprendida, para que le fueran otorgadas las dos orejas de nuevo bajo gritos de ¡torero! y al buen astado premiársele con el arrastre lento un tanto exagerado para que al final fuera Joselito paseado en hombros y así salir por la Puerta Grande de El Encierro.

FICHA: MÉXICO, Distrito Federal. Primera corrida de la Temporada Grande Internacional 2015-2016, del LXX aniversario de la Monumental Plaza México y de los 100 años del natalicio del matador Silverio Pérez. Entrada: Magnífica en tarde fresca. Tres toros de Julián Hamdan, siendo bueno el tercero, con arrastre lento y débiles y complicados resultaron el primero y el tercero. Y tres más de Xajay, siendo bueno el sexto con un exagerado arrastre lento y los otros fueron de regular juego. Eulalio López “Zotoluco”: Silencio y palmas. El alicantino José María Manzanares: Una oreja y pitos tras un aviso. Joselito Adame: Una oreja y dos orejas, con salida en hombros por la Puerta Grande de El Encierro.

INCIDENCIAS: Una vez hecho el paseíllo se tributó una sentida ovación por el reciente fallecimiento del diestro retirado Humberto Moro Treviño. La Porra Libre le entregó el trofeo “Manolo Martínez” al matador Joselito Adame por haber sido el máximo triunfador de la pasada Temporada Grande 2013-2014.