Manuel Luviano
Lagunillas Michoacán, 14 de diciembre del 2013.

El tentadero de la afamada ganadería michoacana , propiedad de don Chávez, fue testigo del festejo taurino para celebrar el onomástico del amigo y aficionado práctico Manuel Luviano; quien partió plaza con los aficionados prácticos José Luis Soberanes “El Mitri”, José Enrique Guillén Padre y José Enrique Guillén Hijo, lidiando a muerte 4 erales de San Maximiano, y los amigos (aquí sus nombres) lidiando a la usanza portuguesa 4 de la misma ganadería.
Destacando la faena de Enrique Guillén quien cortó 2 orejas, Manuel Luviano 1 oreja, Tato Elorduy con gran faena a uno de los mejores ejemplares; a El Mitri su eral le pidió papeles y tuvo una actuación decorosa, y gran faena de Pepe Guillén quien la malogró con la espada.
Cabe destacar la actuación de los Matadores Humberto Flores y Pepe López, quienes con su experiencia y
conocimientos arroparon a los entusiastas aficionados prácticos, así como la siempre entregada brega del buen amigo y ex novillero Andrés Blando.

La tarde cayó entre un atardecer hermoso en el campo bravo michoacano y la plática entre los asistentes, entre los aficionados prácticos, entre los matadores y ex matadores, degustando unos ricos antojitos típicos de la región preparados por la extraordinaria anfitriona y ganadera y una rica paella.

Fuimos testigos de un espectáculo sin igual, conforme fue cayendo la tarde, el ganado bravo se fue acercando al tentadero, a donde estábamos todos en paz y armonía con la naturaleza, pudimos ver de cerca Vacas, Sementales, becerros, becerras, novillos y toros bravos… estar en una ganadería es estar dentro de un ecosistema natural, pleno de belleza y magia, de sensaciones y emociones incomparables. Así es fiesta brava…