Texto y fotos: Juan Luna
 
Diego Ventura corta 2 orejas, El Zapata una y El Chihuahua dos

Con un lleno a reventar en la histórica plaza La Petatera, se dió la segunda y última corrida de feria, siendo el rejoneador Diego Ventura, Uriel Moreno El Zapata y Antonio Garcìa El Chihuahua, los diestros que hicieron el paseo para lidiar un buen encierro de Medina Ibarra, toros agradables para el toreo, tanto de acaballo como a pie.

No defraudó el torero a caballo lusitano a los aficionados colimenses y en sus dos toros realizó las suertes que le han dado fama en el mundo entero, pero en su segundo alborotó los tendidos y por ello tras meter el rejón de muerte a la primera, le dieron las orejas y al final lo sacaron a hombros. Por su parte El Zapata  también calentó los tendidps desde que se abrió de capa con faroles de rodillas y en banderillas se echó la gente a la bolsa, luego de una faena bonita y valiente mató de un estoconazo y le dieron la oreja. Con su segundo lo intentó pero el burel se agarró al piso y tuvo sentido.

Antonio García, en su primero anduvo a la deriba y sólo le espantó las moscas. Pero en su segundo hizo vibrar a los aficionados, ya de noche y luego de una faena muleteril a su estilo, la coronó con un espadazo y la gente emocionada exigió al juez las orejas para el torero. Siendo sacado a hombros junto con Ventura del emblemático coso de petate.

[flagallery gid=86 name=”Gallery”]