adame autlan 
 
Publicación: 24/11/2013 (02:16)
 

Autlán de la Grana (Jalisco)Autlán de la Grana celebró su 470 aniversario con dos irreverencias. Una dentro de otra, por cierto. La irreverencia de una corrida idónea de hechuras y escaso juego de Pozohondo y Marrón pudo dejar la cosa en tablas feas y pinchar el entusiasmo que había precedido al festejo. Pero si los carteles provocan entusiasmo es porque hay en ellos más posibilidad de irreverencia. Joselito Adame la tuvo y presentó su irreverencia de toreo firme y vibrante a la irreverencia de una corrida mala. Irreverente estuvo también El Juli, pero consigo mismo, pinchando una faena de oreja cierta. Completaba el cartel El Payo, que hizo de la responsabilidad con un lote imposible su irreverencia particular.

Joselito Adame, que fue silenciado tras estoquear al segundo, un toro de Pozohondo que se vino abajo demasiado pronto, cortó una oreja del quinto de la tarde. Fue un toro muy bien presentado de Pozohondo, con el que firmó un buen quite por zapopinas. Llegó con complicaciones al último tercio pero Adame anduvo listo en una faena en la que aprovechó la movilidad del toro para conseguir pasajes vibrantes y muy jaleados. Se escuchó ‘Pelea de gallos’, mientras toreaba con firmeza y capacidad. Tras un pinchazo y una estocada, cortó una oreja.

El Juli fue ovacionado tras estoquear al primero de la tarde, un toro de Marrón que fue noble pero justo de fuerzas. El Juli lo cuidó primero para torearlo después muy largo sobre el pitón izquierdo; hubo muletazos enormes. Se arrimó después para terminar de exprimirlo y el pinchazo previo a la estocada le dejó sin el premio de una oreja. El cuarto, muy mexicano de hechuras, tuvo calidad pero muy poca fuerza. El Juli lo toreó muy despacio en dos tandas y se fue con él a tablas cuando éste se rajó. Tras pinchazo y estocada, su empeño fue silenciado.

El serio tercero saltó al callejón y fue complicado en los primeros tercios. El Payo no se dio coba con él y lo pasaportó tras media estocada y estocada. El sexto fue un toro de Marrón que se movió en el capote pero se agarró al piso tras el puyazo. El Payo trató de justificarse en todo momento e hizo lo que pudo para tirar de un toro deslucido y sin clase. Mal con la espada y silencio para cerrar.

________

Plaza de toros de ‘Alberto Balderas’. Festejo extraordinario por el 470 Aniversario de la Ciudad. Casi lleno. Toros de Pozohondo y Marrón (1º y 6º), bien presentados pero de escaso juego. El Juli, ovación y silencio; Joselito Adame, silencio y oreja y Octavio García ‘El Payo’, silencio tras dos avisos y silencio. Al término del paseíllo, Adame recibió un trofeo como triunfador del pasado año.